Bodas

La boda de Julia y Juan. La ceremonia.

Hace tiempo que quería publicar esta boda, pero entre unas cosas y otras, nunca encontraba el momento. Hoy, por fin, os la puedo enseñar. Si os apetece ver una boda auténtica, hecha a medida de una pareja joven, divertida y súper enamorada, seguid leyendo. Es la boda de Julia y Juan, y en el post de hoy os voy a mostrar el vestuario de los novios y la emotiva ceremonia que celebraron.

besoaltar

Como siempre me gusta hacer, en las bodas “reales” que publico, voy a dejar que sea la novia quien os cuente su boda.

La pedida.

La idea de casarnos surgió de una manera muy valenciana «pensat y fet». En verano del año pasado quisimos comprobar en que lugares de Valencia podíamos casarnos en la playa, ya que es algo que siempre habíamos querido, descubrimos L’Estibador y nos encantó, decidimos ir a verlo y enseguida nos dimos cuenta de que nos casaríamos allí y nos casaríamos ya, y así fue, un año después. En octubre, una mañana Juan me pidió que hiciera una maleta sin preguntar nada, me vendó los ojos y me llevó al aeropuerto, allí descubrí que nos íbamos a Roma! Y allí lo formalizó todo. Una noche salimos a cenar a un restaurante típico italiano, yo tenía frío y el me dejó su camisa, al acabar la cena e ir a pagar, Juan me dijo que no encontraba su cartera que mirara en los bolsillos de la camisa, y ahí estaba mi precioso anillo, se arrodilló y mientras todo el mundo de alrededor nos aplaudía, me pidió que me casara con él.

El novio.

El traje del novio era de Miquel Suay. Juan llevaba un traje azul muy elegante, con corbata durante la ceremonia. Antes del banquete se cambió la corbata por una pajarita, y se puso un fajín, la verdad es que estaba guapísimo.

Uno de mis detalles favoritos: los gemelos del novio.

gemeloinicial

 

mamavistiendonovio

noviovestidosinchaqueta

padresnovio

La novia.

Vestida por Josefina Huerta, combinando lo que más le gustó a Julia de algunos vestidos que se probó. ¿Qué os parece el resultado?

espaldanovia

Para mi maquillaje elegí a Inma Muñoz, es una increíble profesional, supo todo lo que quería sin necesidad de explicarle mucho. Para la peluquería no arriesgue mucho, fui a «La pelu» en el centro de Valencia, ya había ido alguna vez, y conocen mi pelo y lo poco que me gusta cortarme y recogérmelo, así que sabían como domar mi melena; algo sencillito, que no me molestara mucho, y que pudiera llevar suelto. Así que elegimos hacer una especie de trenza que me recogía el pelo hacía un lado, ondular un poco, y soltar el resto!

julianovia

damasynovia

padresnovia

padrenovia

Yo tenía claro que quería casarme descalza, no soy muy de tacones, así que busqué por Internet y encontré las sandalias descalzas, se lo pedí a la modista, y me hizo dos preciosas sandalias descalzas de ganchillo.

noviaponiendosesandalia

Mi ramo lo hicieron en Deli Flors, una floristería pequeñita de Benimaclet. Me hicieron ese precioso ramo de Lavanda seca, para poder conservarlo después de la boda, allí encargue los ramilletes de las damas de honor, iguales que el mío, y tres ramilletes más pequeños para los hombres de mi vida; mi padre, Juan, y mi primo Ignacio.

noviasentadaconramo

La ceremonia.

La boda fue increíble, fue mucho mejor de lo que había imaginado. Nosotros ya nos habíamos casado dos días antes en el juzgado, pero teníamos claro que queríamos una ceremonia. En L’Estibador nos dieron el teléfono de Sara, una ceremoniante con la que habían trabajado en muchas ocasiones; nos reunimos con ella, nos hizo una pequeña entrevista a cerca de nuestra historia y nos mandó a cada uno unos cuestionarios que teníamos que rellenar y mandar por separado sin saber que había contestado el otro. De ese cuestionario salieron los votos que nos dijimos el día de la boda, fue muy emocionante. Sara hizo que todo fuera mágico, desde el principio, fue muy emotivo, nadie podía dejar de llorar, incluso los novios. Fue una boda intima, 70 invitados, muy emotiva, con muchísimo amor, y muy divertida.

El novio entró con Emocional de Dani Martín. La novia con I dont want to miss a thing, de Aerosmith, y las damas hicieron una entrada espectacular con «Cheerleader» de de Nicky Jam con Omi.

En la ceremonia Sara habló sobre nuestra historia, sobre nosotros y luego dio paso a varias personas que querían dedicarnos unas palabras; mi mejor amiga Sandra, y amiga de Juan también, que a parte de dedicarnos unas bonitas palabras nos cantó un trocito de canción muy flamenca como es ella, que nos hizo llorar a todos. Habló Majo, la tía de Juan y mi madre.

noviosaltar

noviaaltaramiga

Luego pasamos a hacer un ritual celta, en el que se simula la unión de las almas a través de un cordón que une las manos de los novios, y leímos nuestros votos. Ya se había puesto el sol, y las velas y toda la decoración que habían preparado las chicas de L’Estibador hizo que todo fuera todavía mas precioso.

Una vez acabado todo, Juan tenía una sorpresa preparada para mí. El es militar, y a mi me hubiera encantado que nos hicieran un pasillo con las espadas, pero siempre me decía que no era posible, porque no habían suficientes militares para hacerlo, ni trajes, ni espadas…etc. Pero no podía faltar, y sin esperarlo, mientras sonaba Chasing Cars, de Snow Patrol los compañeros de Juan formaron una fila y alzaron las espadas para que saliéramos del altar, fue precioso.

altar con novios y padrinos

ceremoniacuerdaroja

ceremoniacuerdarojamanos

pasillomilitar1

pasillomilitar2

pasillomilitarbeso

No te pierdas el próximo post. ¡Os enseñaré la fiesta de la boda de Julia y Juan!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s